EL OZONO: UNA TERAPIA PREVENTIVA Y EFICAZ CONTRA ENFERMEDADES VIRÓSICAS COMO EL CORONAVIRUS.

¿A quién proteger prioritariamente del Coronavirus?

Nuestra preocupación está centrada en qué parte de la población puede ser afectada por el Coronavirus. Es a partir de este grupo que la difusión se hará más ó menos rápida dado que la peligrosidad de estos virus está más en la expansión epidémica que en la enfermedad en sí. Recordar que es una zoonosis y como tal puede atacar a las mascotas. La recomendación más importante es no entrar en pánico. Hay información tendenciosa que intenta a través del terror ganar dinero. Caer en eso es peor que contraer la enfermedad.

¿Cuál es la población sobre la que debemos tener controles efectivos?

Fundamentalmente los pacientes inmuno deprimidos.

Población sin ninguna enfermedad en curso: Desnutrición crónica de distintas causas. Inmuno deprimidos genéticamente.

Población en inmuno depresión artificialmente. Transplantados y en preparación para transplante. Pacientes pasibles de terapias con corticoides. Pacientes tratado con inmuno depresores no corticoideos Pacientes en quimioterapia.

Población con enfermedades que producen inmuno deficiencias.

Agudas.

  • Sarampión.
  • Parotiditis.
  • Mononucleosis.

Crónicas.

  • Enfermedades por auto inmunidad.
  • EPOC
  • TEP
  • Casos graves de insuficiencia respiratoria por asma bronquial.
  • Diabetes
  • Tuberculosis.
  • HIV.
  • Herpes de todo tipo.
  • Micosis Candidiasis, Onicomicosis, etc.
  • Neutropenias febriles.
  • Drogadicciones.
  • Cáncer

Importante: Si usted padece una enfermedad lo más importante es que debe consultar con su médico tratante. Entre lo discriminado más arriba puede no estar comprendido usted pero puede padecer otra enfermedad relacionada a la inmuno depresión, solo su médico lo ayudará. Muchos pueden estar comprendidos en lo expuesto más arriba pero cursar períodos que no necesitan recibir estos fármacos y podrían estar excluidos.

Tratamiento General Preventivo. Consultar a su médico de cabecera.

Mantener la higiene personal a ultranza. No solamente manos. Eliminar cualquier foco infeccioso activo en boca, fosas nasales y anexos y piel. Higiene ambiental adecuada y de las mascotas. Consultar al médico veterinario de cabecera de su mascota.

Desde la ozonoterapia que se puede ofrecer.

  • Terapia preventiva.
  • Sueros dextrosados al 5% ozonizados.
  • Autovacunas.

Esta es la terapia preventiva de apoyo utilizada en las enfermedades virósicas severas ha tenido múltiples comprobaciones de efectividad.
No se preocupe, recuerde el pánico es el peor enemigo. Ocúpese solamente, consultando a su médico de cabecera.

Fuente: http://www.adelo.com.ar/nota.php?id_nota=153

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.